Archivo mensual: abril 2012

Vídeos de promoción de los Ciclos Formativos del IES Turgalium.

.

VÍDEOS DE PROMOCIÓN PUBLICITARIA DE LA OFERTA DE CICLOS FORMATIVOS QUE SE IMPARTEN EL IES TURGALIUM.

VÍDEO DE PROMOCIÓN CICLO DE ADMINISTRACIÓN:

CICLO DE PROMOCIÓN DE GUÍA, INFORMACIÓN Y ASISTENCIA TURÍSTICA.

Realización: Raquel Aguirre Corchado

Profesora de FOL,

IES TURGALIUM

26/04/12

Anuncios
Categorías: Vídeos promoción Ciclos | 3 comentarios

Apolo y Dafne, quintaesencia de la energía y solidez barrocas.

          .
       El grupo escultórico es obra del genial Bernini, heredero del virtuosismo de Miguel Ángel, que lo esculpió entre 1618 y 1625, con poco más de 20 años y junto a otras cuatro esculturas: Eneas y Anquises, El Rapto de Proserpina y El David.

 

                          

 
     Romano por convicción, no por nacimiento –pues su padre era toscano y su madre napolitana-, Gian Lorenzo Bernini es el creador de la Roma Barroca, la que llamamos Roma de los Papas. Una ciudad de moderada extensión, donde todos se familiarizaban. Ocupando solo cuatro de las siete colinas, pero saturada de monumentos, plagada de lazzaroni y prebendados.

 

         Aquel tablero de plazas y callejuelas fue el campo de batalla de Bernini. Han pasado tres siglos y se han fundado capitales de naciones poderosas, mas en ninguna se ha conseguido producir un centro cívico de grandiosidad soberana como el que encumbró a nuestro genio.

 

            Ni los románticos lagrimosos, ni los impresionistas adoradores de la realidad sensible tuvieron para Bernini más que una respetuosa admiración. Los románticos envidiaban su fuerza desbocada y los realistas protestaban ante el gesticular de sus figuras, pues hacía retorcer los cuerpos como por el huracán. Su indiferencia ante las leyes físicas y psíquicas enojaba a aquellos que habían sufrido la estricta disciplina académica. No podían tolerar el apasionado torbellino de las formas. Era como una explosión constante de movimiento, de vida. Lo condenaban por teatral. Y lo era. Pero, ¿es que el teatro no es también el mundo?

 

       Sin Roma no hubiera podido ser Bernini, y sin Bernini no hubiera podido ser Roma más que una capital eclesiástica, cercana a un fanatismo exacerbado, y no la metrópoli de Europa.

 

        Cuenta Ovidio en sus Metamorfosis que Apolo quiso competir con Eros en el arte de lanzar flechas. Eros, molesto por la arrogancia de Apolo, ideó vengarse de él y para ello le arrojó una flecha de oro, que causaba un amor inmediato a quien hiriere. También hirió a la ninfa Dafne con una flecha de plomo, que causaba el rechazo amoroso.

 

       
           Apolo, herido de amor, se lanza en persecución de Dafne. La ninfa corre hasta que, agotada, pide ayuda a su padre, el río Peneo, que determina convertir a Dafne en laurel. Apolo, abrazado al tronco de su deseo, se echa a llorar; y dice: “Puesto que no puedes ser mi mujer, serás mi árbol predilecto y tus hojas, siempre verdes, coronarán las cabezas de las gentes en señal de victoria.
 
        La obra se encuentra en la Galería Borghese, enclavada en los jardines de Villa Borghese, cuyo conjunto conformaba anteriormente la Villa Borghese Pinciana, propiedad de la familia homónima.
 
   
           Apolo y Dafne están representados según los criterios de la idealización clásica; sin embargo, el movimiento que se desprende de la acción en que están inmersos no puede ser más realista. Bernini fue el primer artista que se atrevió a plasmar el movimiento inherente a la propia metamorfosis y captó magistralmente la fugacidad del instante.

 

      Aunque se trata de una escultura exenta, Bernini la diseñó para ser observada desde un punto de vista privilegiado, siguiendo una clara concepción renacentista. El desequilibrio dinámico y anímico entre Apolo y Dafne provoca en el espectador el irresistible deseo de un desenlace pacificador y que Bernini solo insinúa, pero que nunca muestra.

 

        En este sentido, podríamos calificarla como una obra abierta: el espectador se convierte en coautor a fin de que pueda completarla. Bernini estaba interesado en el potencial dramático de la luz, por lo que trabajó la apariencia de los cuerpos puliendo unas superficies para que la luz las acariciara y entretallando otras para que la luz se concentrara y subrayara la tensión emocional. En ningún otro trabajo llevará tan lejos su virtuosismo en el tratamiento de la piel y las texturas.

 

                                              

           El mármol recibe un pulimento que lo hace nacarado, cerúleo, como si no hubiera nunca sido golpeado por la maza y hubiera salido con epidermis sensible de un huevo divino. La avidez con que persigue Apolo a la ninfa, y el cuerpo delicado, deseable, de Dafne, causaron escándalo entre los eclesiásticos que lo admiraban. Se ha dicho mucho acerca de la obra, que podría tratarse de un ataque a la Roma intolerante del XVII, de un homenaje a la cultura clásica y a Ovidio, podría ser la manifestación de un grito de esperanza reformista e incluso de una válvula de escape a consecuencia de la proliferación de arte sacro. Para excusarse, el cardenal Borghese, que lo había encargado, compuso un dístico latino que se grabó en el pedestal:
 
Quisquis amans sequitur fugitivae gaudia formae
fronde manus implet, baccas seu carpit amaras.
Quien, amando, sigue la belleza fugaz con fuego ,
su mano recoge solo hojas y fruto sin dulzor.
 
              La escultura se articula en torno a dos ejes cóncavos paralelos marcados por los cuerpos y que acaban confluyendo en la base rocosa de la que surge la corteza del árbol. El canon de las figuras es el clásico de siete cabezas y media.
 
  
     
              La trayectoria escultórica de Bernini cambió las formas tradicionales y marcó el devenir de la escultura occidental. Sus obras desprenden el dramatismo y la intensidad emocional afines a la espiritualidad de la Contrarreforma. El uso del claroscuro refleja la fuente de la escultura helenística de la que bebe Bernini. El autor toma del periodo helenístico la apariencia de Apolo como un ser andrógino, joven y delgado, además de un peinado casi femenino. Aunque el dios predicaba la virtud griega de la Sofrosina (σωφροσύνη) , la moderación y la sobriedad, Bernini muestra sin tapujos su ambición sexual, lo que le convierte en un claro precursor de la contemporaneidad. La obra que le inspiró fue el Apolo del Belvedere de Leocares.
 
    
            El autor vive tan físicamente, tan fisiológicamente, que la psiquis no aparece. Su fuerte es la acción, el movimiento, temas dinámicos. Lo que se mueve, el suceso interesa a Bernini más que lo que es.

 

 
        Bernini consigue que ante nuestros ojos aparezca un espectacular ballet naturalista, de efectos e ilusiones teatrales, que hace que nos preguntemos si es Dafne o el propio mármol quien se transforma en laurel. La obra se postra hábilmente ante el espectador, ofreciéndole poesía en piedra. Nos anima a observar su historia a través del cristal del tiempo. Bernini esculpe la herencia mitológica, el poder del mito como reflejo del inconsciente colectivo; y nos lo regala. 
 

Soneto XIII – Garcilaso de la Vega

 

A Dafne ya los brazos le crecían,
y en luengos ramos vueltos se mostraba;
en verdes hojas vi que se tornaban
los cabellos que el oro oscurecían.
De áspera corteza se cubrían
los tiernos miembros, que aún bullendo estaban:
los blancos pies en tierra se hincaban,
y en torcidas raíces se volvían.
Aquel que fue la causa de tal daño,
a fuerza de llorar, crecer hacía
este árbol que con lágrimas regaba.
¡Oh miserable estado! ¡oh mal tamaño!
¡Que con llorarla crezca cada día
la causa y la razón porque lloraba!
Manuel Rodríguez Avís
2º Bachillerato Humanidades.

,

Categorías: General | Deja un comentario

Y por fin…los alumnos del ciclo de GIAT visitan Portugal.

.

Y por fin…los alumnos del ciclo de GIAT visitan Portugal

 
    Por primera vez, los alumnos del Ciclo de Guía, Información y Asistencia Turísticas cruzaron la raya que separa nuestra tierra de nuestro querido país vecino, Portugal.

 

       La jornada comenzó visitando el conocido pueblo de Castelo de Vide localizado en el norte Alentejano, en la Sierra de San Mamede. Se trata de una villa medieval del S. XIII donde se alza una espectacular fortificación, declarada monumento nacional desde 1910, de curiosa forma trapezoidal y desde donde se pueden divisar unas maravillosas vistas, cuyo horizonte se extiende hasta España.

 


       Al salir de la fortificación nos adentramos en el barrio gótico, de singular belleza, laberinto blanco de calles y plazuelas, galardonadas algunas de ellas con el Premio a las Calles Mejor Adornadas, donde aun se respira el hospitalario carácter portugués des sus gentes.

 

        En este laberinto de casitas blancas, apiñadas, casi estrujadas, vivieron 7.000 castelovidenses entre 1700 y 1800. En 1960 había 6.538. En 1981 había bajado a 4.187 y hoy son 4.144.

 

     


 
          Bajamos del castillo hacia el noreste por otra ladera, para visitar es en esa vaguada más insalubre y escarpada el gueto judío, originado por los hebreos que huían de Extremadura y Aragón expulsados por los Reyes Católicos y también visitamos la sinagoga, hoy convertida en Museo.

 

 

           

 

 
     Después de comer en uno de los restaurantes más turísticos de la localidad, donde pudimos degustar la gastronomía típica de la zona, nos dispusimos a regresar a tierra extremeña y nos dirigimos hacia Cedillo para embarcar en el Barco Turístico del Tajo.

 
           De forma individual y personalizada pudimos disfrutar, con el tiempo a nuestro favor, de un maravilloso crucero por el Parque Natural Tajo Internacional, único parque transfronterizo en toda Europa. Un espacio de 25.000 hectáreas con un ecosistema marcado por el clima y las aguas de un río que nos ofrece imágenes espectaculares y diversas: sorprendentes roquedos y cortados, que son el refugio de especies como la cigüeña negra, el alimoche o el águila real, o terrenos más llanos con dominantes dehesas de encinas.

 

 

            


 
Gracias a las explicaciones del guía de la naturaleza del barco y a la ayuda de los prismáticos, fuimos capaces de observar algunas de estas aves más cerca que nunca.

 

            


 

Elena Díaz
Dpto. de Turismo

 

.

Categorías: Visita a Portugal | Deja un comentario

Alumnos del IES Turgalium en el concurso de Coca-Cola

.

 

     El viernes 23 de marzo de 2012 se celebró en la Facultad de Filosofía y Letras de la UEx, la fase provincial de la 52 º Edición del Concurso de Coca -Cola Jóvenes Talentos en su modalidad “Premio de Relato Corto”.
 
     De acuerdo con las bases participaron los estudiantes de 2º curso de la ESO. Los profesores del Departamento de Lengua y Literatura fuimos los encargados de seleccionar a los “jóvenes talentos” que representarían al I.E.S. “Turgalium”. Una semana antes, en las clases de Lengua Española y Literatura, preparamos el concurso realizando diferentes relatos que fueron el soporte para seleccionar a los alumnos participantes.

 

 
     Los elegidos para participar en el concurso fueron: Eva Campos Muñoz, Rosana Perez Carrasco, Belén Cortes Rodriguez, María de los Ángeles Redondo Gonzalez, Gonzalo Ortega Casado y Juan Luis Sánchez Sánchez.

 

          

 
     A las 17 horas llegamos a la Facultad donde coincidimos con el resto de los participantes. Gracias a los coordinadores y a la colaboración de padres y madres, desde aquí mis más sinceras gracias por su colaboración, todo resultó estupendamente y sin contratiempos. Nuestros aspirantes a escritores disfrutaron de esta experiencia única, quedando los nervios mitigados por los regalos ofrecidos por los organizadores.

 

 

 

Josefina Fdez Marín
Dpto de Lengua

 

.

 
Categorías: Concurso Coca-Cola | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: