JARRAMPLAS

JARRAMPLAS

Aprovechando que hace unos días fue la festividad de San Sebastián y que nuestra compañera Yolanda Moreno ha traído una máscara de “Jarramplas”, recordaremos esta fiesta que se celebra en la localidad de Piornal en la provincia de Cáceres.

El traje de “Jarramplas” está compuesto por chaqueta y pantalón blanco, de los cuales cuelgan cintas de distintos colores. La máscara es de forma cónica con dos cuernos laterales, una considerable nariz y una cola de crin de caballo. En los últimos años se ha incorporado por dentro una armadura de fibra de vidrio para evitar los daños que se producen con el lanzamiento de los nabos. El traje, incluyendo las cachiporras y el tamboril, llega a pesar 45 KG.

jarram2.php                jarramplas1.php

     

El día 19 de Enero el mayordomo y “Jarramplas” recorren las casas recogiendo viandas. Durante todo ese día Jarramplas toca el tamboril y al anochecer los asistentes entonan las coplas de las Alborás. De madrugada se toman migas con vino.

Es el día 20 cuando se produce la procesión de San Sebastián, en la cual “Jarramplas” con la cabeza al descubierto y tocando el tamboril camina hacia atrás. Al finalizar la procesión hay una subasta de las andas del Santo para introducirlo en el templo. Una vez dentro tiene lugar una misa donde se canta la rosca. Terminada la misa sale “Jarramplas” a la plaza y es cuando se produce la batalla entre “Jarramplas” y el pueblo.

No sabemos muy bien el origen de esta fiesta pues no se ha localizado ningún testimonio que lo indique. Unas teorías hablan de la conmemoración del castigo que infringió Hércules a Caco. Otros que imitan ceremonias vistas a los indios americanos y la teoría más difundida es la leyenda que habla del castigo del pueblo a un ladrón de ganado.

Esta fiesta es similar a otras que se dan en la provincia de Cáceres, en Castilla e incluso en Hispanoamérica. Lo más curioso de esta fiesta es su significado, es una mezcla de  la tradición ancestral judía o precristiana del chivo expiatorio en la cual todo un pueblo  culpa o paga su frustración con un individuo en este caso “Jarramplas” , con la tradición cristiana en la que el señalado asume su castigo para expirar su culpa.

En esta fiesta tan colorista se mezcla el sentido de sacrificio de los ritos o ceremonias precristianas, donde el poder lo tiene la colectividad. Con el sentido cristiano de poner la otra mejilla.

 Mª José Sánchez Rey.

Share on Facebook

Like this on Facebook

Anuncios
Categorías: B. Curso 2013-2014 | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: